Al final del proceso electoral norteamericano, en noviembre del 2008, se tiene que reconocer que ha habido un cambio muy importante en los Estados Unidos. Al interior del partido demócrata, la batalla fue larga y acerba entre Obama y Hillary Clinton, pero terminó con la victoria del primero; en la contienda final entre McCain y Obama, hubo un resultado holgado del segundo sobre la mentalidad conservadora y militarista del primero. Ello tiene grandes repercusiones para la región latinoamericana. Los autores del libro, procedentes de diversas instituciones de países latinoamericanos, nos ofrecen sus análisis académicos sobre la situación por venir en las Américas.