El surgimiento de diversos gobiernos caracterizados con una ideología de izquierda muy variada (desde Hugo Chávez en Venezuela hasta Luia da Silva en Brasil y Néstor Kirchner en Argentina) han provocado nuevos imaginarios sociales que antes no estaban presentes. Ciertamente lo primero que surge es la posibilidad de que por la vía de las elecciones la gente pueda optar por cambios más radicales en la forma de sus gobiernos. Esto hace que la región latinoamericana se convierta en algo sorprendente en el marco mundial con una serie de nuevas propuestas que van desde simples reformas hasta la propuesta de un socialismo del siglo XXI.