Me siento profundamente impresionado por la noticia del asesinato de Aristóteles Sandoval la madrugada de hoy en Puerto Vallarta, Jalisco. Aristóteles fue mi alumno en la Maestría en Política y Gestión Pública del ITESO, le dirigí su tesis en este programa de posgrado y tuvimos amistad en los años posteriores. Mis condolencias a su familia y a todos sus amigos y amigas. Este tipo de asesinatos no tienen justificación alguna. Lamentamos este terrible hecho y esperamos que México pueda salir pronto de esta terrible situación de violencia en que estamos metidos, sobre todo desde la errónea estrategia del presidente Felipe Calderón de sacar el ejército mexicano a las calles con el pretexto de combatir el narcotráfico.